Tagged Under

 

Leña seca o leña verde ¿cómo diferenciarlas?

 

A la hora de comprar leña, lo fundamental es verificar que está seca y cortada un año antes de ser utilizada.

La razón es sencilla: la leña cambia en su proceso de secado. Este cambio no es apreciable a simple vista, ya que su aspecto verde o seca es casi idéntico. La diferencia, teniendo en cuenta que es un material vivo, es el porcentaje de agua que tiene. A medida que se va secando, la leña disminuye el porcentaje de agua, y, por tanto, disminuye su peso casi un 40 %.

Consideramos leña seca a la que lleva al menos 9 meses en proceso de secado o bien, ha pasado todo el verano al sol y que ofrece al cliente el máximo rendimiento calorífico con menor cantidad de leña que si ésta estuviese verde o húmeda.

Hay que diferenciar también, la leña húmeda (leña seca pero que se ha mojado por un almacenaje incorrecto) de la leña verde. La primera, con unos días aireándose correctamente volverá a estar lista para su consumo, mientras que la segunda, perderá poder calorífico intentando evaporar el exceso de humedad que tiene en su combustión.

Almacen leña con carpas para su conservación y mantener la leña seca

 

¿Qué medidas se usan para vender leña? Peso y volumen

A la hora de comprar nuestra leña para el invierno, tenemos que conseguir que la empresa que nos la venda sea una empresa de confianza.

La leña al peso o leña basculada es la que nos ofrecerá la empresa suministradora cuando nuestro pedido de leña para el invierno exceda de 400 o 500 kg.

Pero, ¿qué pasa si no conocemos la empresa que nos está suministrando la leña? ¿Cómo podemos saber que no nos engañan en el peso o que no nos venden leña verde o húmeda?

Las empresas que venden leña y son de confianza, tienen en su haber básculas para el pesaje de las cantidades que solicitamos, por lo que, si no conocemos la empresa podemos ir allí y pedir que nos la pesen delante de nosotros. Pesar la leña estando delante, es un derecho que el consumidor debería de tener a la hora de comparla.

¿Cuánto pesa la leña seca?

¿Y cómo sé, como consumidor, que la empresa suministradora vende leña seca? Como ya hemos dicho antes, la leña seca con respecto de la leña verde, tiene una diferencia de peso de aproximadamente un 40%.

Si pesamos 1 m3 de leña verde esta puede pesar en torno a 800 kg. 1 m3 de leña húmeda pesa alrededor de 700 kg. Sin embargo, 1 m3 de leña seca, pesa 500 kg. aproximadamente.

Por lo que, la manera más rápida de calcular el peso de la leña, es introducirla en jaulas de 1 m3 y pesarla calculando los pesos aproximados que indicamos en el párrafo anterior. Así, sabremos si la leña que compro es seca o, por el contrario es leña verde o húmeda.

Leña almacenada para su venta en jaulas de 1,5 m3 peso aproximado 750 kg

NOTA: Un truco para comprobar si la leña esta verde es meter un tronco en una bolsa de plástico y ponerlo al sol. Si al abrir la bolsa hay agua, entonces la leña está verde.

 

¿Cómo almacenar la leña?

La leña tiene agua en su interior que ayuda a que la madera arda despacio, pudiendo así aprovechar el poder calorífico que posee la leña. Pero, si la leña tiene demasiada agua, ésta arderá mal y desprenderá poco calor.

A la hora de almacenar la leña hay que tener en cuenta que esté bien aireada, bien al aire libre y tapada sólo por la parte superior o guardada en un lugar con buena ventilación. Si la leña está excesivamente seca también arde mal y no calienta.

 

¿Por qué comprar leña en Leñas Ricosan?

Con más de 10 años de experiencia en el sector, nuestros clientes quedan satisfechos tanto con la calidad como el servicio que ofrecemos en el transporte de leña.

Poseemos 2 básculas para el pesaje de la leña a disposición del cliente, si lo desea.

Poseemos 2.000 m2 cubiertos para el almacenaje de la leña con lo que, una vez seca, la leña está covenientemente protegida y aireada.

Ofrecemos la posibilidad de comprar leña en jaulas de 1,5 m3 (750 kg aproximadamente) para que el cliente no tenga la menor duda de que vendemos leña de la máxima calidad.

Nuestra solvencia y seriedad ha hecho que ya no solo los pequeños consumidores confíen en nosotros, sino que grandes cadenas de distribución hayan hecho proveedor de leña a Leñas Ricosan.